Enfermedades del pez Betta

Detectar a tiempo los síntomas puede minimizar los efectos de las enfermedades.

Revisar tus ejemplares con detalle puede ser crucial para detectar enfermedades con tiempo suficiente para actuar sobre ellas. Los peces Betta suelen ser propensos a enfermedades en sus aletas o colas debido a su gran tamaño así cómo a heridas ocasionadas durante peleas o el apareamiento. Otro aspecto a destacar son las enfermedades derivadas de una mala alimentación o sobrealimentación.

Principales síntomas de que tu pez Betta está enfermo

enfermedades pez betta

Actitud

Verificaremos que el pez esté activo, tenga apetito, no se esconda y no esté aletargado, es decir, que reacciones a los estímulos externos.​

Colores

El pez debe lucir unos colores vivos y brillantes, el apagado de los colores es un síntoma alarmante de que algo está funcionando bien.

Aletas o escamas

Las aletas desilachadas o replegada así cómo las escamas levantadas es un claro indicio de que tu pez podría estar enfermo.

Nado errático

El pez nada de forma errática o con dificultar, realizando movimientos bruscos. Esto puede ver afectada también su flotabilidad.

Hinchazón o perdida de peso

Los cambios repentinos en el tamaño del abdomen de nuestro betta o la perdida de peso significativa, no deben ser tomados a la ligera.

Dificultad para respirar

Nuestro Betta respira con dificultad o sube en exceso a la superficie a tomar aire del exterior. Abre sus branquias con mucha intensiva y frecuencia.

Enfermedades más comunes en el pez Betta

COLUMNARIS
columnaris pez betta

Se trata de una infección bacteriana muy común causada por la bacteria Flavobacterium Columnare. Es una enfermedad super contagiosa por lo que una vez detectada es prioritario separar al ejemplar. Esta enfermedad es también conocida como lana de algodón o hongo de la boca. Esta enfermedad es provocada por una mala calidad de agua o escasa circulación.

Síntomas:

  • Se caracteriza por la presencia de parches de color blanco similares al algodón situados en boca, branquias o aletas.
  • Cuando las branquias están muy afectadas el pez tendrá series dificultades para respirar

Tratamiento:

  • Bajar temperatura del acuario de cuarentena a 23ºC-24ºC.
  • Tratamiento de 15min de sal no-iodada con la siguiente proporción: 60 gr/l.
  •  Antifúngico específico. (Consultar especialista)
HIDROPESÍA
hidropesia pez betta

La hidropesía es una acumulación de líquido en el interior del cuerpo del pez. Esta afección no es en sí una enfermedad, sino más bien un síntoma de otra patología. Puede ser causada por un virus, una bacteria (como la Aeromona sp o la Mycobacterium) o un problema fisiológico del pez. Puede llegar a ser mortal si no es pillada a tiempo. La mala calidad del agua, una alimentación deficiente o la presencia de heridas son factores determinantes para su aparición.

Síntomas:

  • Hinchazón anormal y exagerada de todo el cuerpo, lo que puede incluir una inflamación de ojos bastante visible.
  • El pez presentará las aletas y escamas erizadas debido a la hinchazón.
  • Otro de los principales síntomas es la dificultad para nadar o la falta de flotabilidad. Es posible que tu Betta pase la mayor parte del tiempo en la superficie para obtener oxígeno con mayor facilidad.

Tratamiento:

  • Añade sal no-iodada al acuario de cuarentena en la siguiente proporción: 60gr/l.
  • Reducir la temperatura del acuario de cuarentena a 23-24ºC.
  • Antibiótico específico. (Consulta a un especialista)
PODREDUMBRE DE ALETAS
pez betta pudredumbre de aletasaletas

La podredumbre de aletas es una enfermedad de origen bacteriano que comienza en los bordes de las aletas de nuestro pez. Si finalmente llega al cuerpo del pez, el resultado será fatal. Suele ser común en casos leves confundirlo con lesiones provocadas por la decoración del acuario, o por los propios Bettas si están aburridos o estresados. Normalmente es debido a una mala calidad del agua con una presencia elevada de nitritos, nitratos y amoniaco).

Síntomas:

  • Pueden apreciarse los bordes de las aletas con aspecto de estar rotos o deshilachados. Normalmente los bordes se tiñen de  rojo/negro, como si estuvieran ensangrentados.
  • El carácter de tu Betta no se verá afectado, a menos que tenga otras dolencias añadidas.

Tratamiento:

  • Reducir la temperatura del acuario de cuarentena a 23ºC-24ºC.
  • Tratamiento de 15min de sal no-iodada con la siguiente proporción: 60 gr/l.
  • Antibiótico específico. (Consulta con el especialista)
HEXAMITIASIS
pez betta hexamitiasis o agujeros en la cabeza

Esta enfermedad, también conocida como Agujeros en la cabeza, es provocada por un protozoo llamado Hexamita, que ataca al intestino y que actúa de forma parasitaria con nuestros Bettas. Este protozoo habita normalmente en sus intestinos, pero episodios de estrés, una mala alimentación o baja calidad del agua puede desencadenar su multiplicación masiva. 

Síntomas:

  • Nuestro Betta dejará de comer por lo que acabará presentando una delgadez extrema, pudiendo llegar a morir de inanición.
  • Comenzará a presentar un oscurecimiento general y sus heces se volverán pálidas y gelatinosas.
  • A medida que avance la enfermedad irán apareciendo unas llagas o agujeros en la cabeza que irán extendiéndose por la línea lateral del cuerpo.

Tratamiento:

  • Aumentar la temperatura del acuario de cuarentena a 30ºC.
  • Apagar las luces del acuario, ya que estos medicamentos son fotosensibles.
  • Antiparasitario específico. (Consultar a un especialista)
ENFERMEDAD DEL PUNTO BLANCO
pez betta enfermedad de punto blanco o ich

La enfermedad del punto blanco o Ich es de las enfermedades más comunes en los peces Betta. El parásito responsable se llama Ichthyophthirius multifilis. Cuando éste ha alcanzado la madurez, se desprende del pez (huésped) y se adhiere a cualquier otra superficie (incluso el suelo del acuario) para multiplicarse creando miles de esporas que infectarán todo lo que encuentren a su paso.

Síntomas:

  • La lesión característica de esta enfermedad son unos puntos blancos, como quistes, repartidos por el cuerpo.
  • Nuestros peces Betta dejarán de comer y se frotarán constantemente contra las paredes o la decoración debido a las molestias que sienten en la piel.

Tratamiento:

  • Aumenta la temperatura del acuario de cuarentena a 32ºC.
  • Tratamiento de 15min de sal no-iodada con la siguiente proporción: 60 gr/l.
  • Antiparasitario específico. (Consultar especialista).
POPEYE
pez betta popeye

La exoftalmia, comunmente conocida como Popeye “Pop Eye en inglés”, es una enfermedad que afecta a los ojos del pez Betta. Lo agentes infecciosos penetran mediante una herida debido a la ausencia de párpados en los individuos. Una de las principales causas es una exposición prologada a agua con mala calidad. Esta patología podría ser signo de tuberculosis en el pez.

Síntomas:

  • Hinchazón en uno o ambos ojos causa por un acumulación de líquido.
  • Ceguera del ejemplar.

Tratamiento:

  • Aumentar la temperatua del acuario de cuarentena a 32ºC.
  • Tratamiento de 15min de sal no-iodada con la siguiente proporción: 60 gr/l.
    • Si el causante es un parásito: Antiparasitario (Consultar especialista).
    • Si el causante es es una bacteria: Antibiótico (Consultar especialista).
    • Si el causante es una herida: Aislamiento + tratamiento con sal.
SEPTICEMIA
pez betta septicemia

Esta es una rara enfermedad no contagiosa producida por una bacteria debido al estrés de los peces. El estrés puede ser ocasionado por: hacinamiento de los individuos, cambios excesivos de agua, exposición prologada a otras especies, mala alimentación o calidad de agua, cambios constantes de temperatura o durante el apareamiento.

Síntomas:

  • Rayas rojas repartidas por todo el cuerpo. Estas mismas rayas aparecen por un envenenamiento del agua por nitritos. (Verifica la calidad del agua para descartar la enfermedad)

Tratamiento:

  • Tratamiento de 15min de sal no-iodada con la siguiente proporción: 60 gr/l.
  • Antibiótico específico. (Consulta con el especialista)
VEJIGA NATATORIA
pez betta vejiga natatoria

Este síndrome afecta a la vejiga natatoria, dicho órgano tiene forma de bolsa y acumula gases en su interior. Es el encargado de permitir la flotabilidad y el correcto nado de los peces. La causa más habitual es la ingesta continuada de comida seca, lo que impide las correctas deposiciones del animal. Sin embargo, también puede derivar de otras causas externas.

Síntomas:

  • Hinchazón abdominal
  • Apatía
  • Imposibilidad para defecar
  • Flotación alterada

Tratamiento:

  • Aislamiento del pez.
  • Ayunas durante 2-3 días.
TUBERCULOSIS
pez betta tuberculosis

Este síndrome afecta a la vejiga natatoria, dicho órgano tiene forma de bolsa y acumula gases en su interior. Es el encargado de permitir la flotabilidad y el correcto nado de los peces. La causa más habitual es la ingesta continuada de comida seca, lo que impide las correctas deposiciones del animal. Sin embargo, también puede derivar de otras causas externas.

Síntomas:

  • Hinchazón abdominal
  • Apatía
  • Imposibilidad para defecar
  • Flotación alterada

Tratamiento:

  • Aislamiento del pez.
  • Ayunas durante 2-3 días.
TERCIOPELO o VELVET
pez betta terciopelo o velvet

Es una enfermedad parasitaria provocada por el parásito unicelular Oodinium Pillularis. Es una enfermedad de difícil diagnóstico por lo que deberás ayudarte de una fuente de luz para poder percibir los parásitos adheridos al cuerpo. Es altamente contagioso y suele estar causado por un estrés constante debido a mala calidad o una exposición prolongada a temperaturas frías.

Síntomas:

  • El pez se mostrará apático y estará constantemente frotándose con el entorno.
  • En fases más avanzadas, se harán visibles unas motas o manchas en el cuerpo de color amarillo/blanco/gris.

Tratamiento:

  • Aumenta la temperatura del acuario de cuarentena a 28ºC
  • Tratamiento de sal no-iodada:
    1. Añadir 1 cucharada de sal diluida por cada litro de agua del acuario.
    2. Transcurridas 2 horas, añadir 1/10 de cucharada por litro de agua.
    3. Repetir el paso anterior hasta llegar a una cucharada completa.
    4. Una vez curado el pez, desalar progresivamente.
      1. Quitamos 1/3 del agua del acuario y lo reemplazamos por agua nueva y tratada.
      2. Tras dos horas, quitamos un 50% del agua actual y rellenamos con agua nueva.
      3. Dos horas después, reemplazamos otro 50% del acuario con agua nueva.
      4. Finalmente, transcurridas otras dos horas, podremos llevar al pez a su acuario habitual.